Caminos de hierro

Carlos Ramírez García

Allá viene el General.

Viene en su caballo alazán y dos azabaches a su lado: don José Ceballos y Manuel Ignacio Altamirano. Viene con su lema de paz y progreso, con su poca política y su mucha administración, con su frase: “Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”.

Pese a que ya hay autos Ford circulando, pocos pero los hay, don Porfirio no deja su costumbre de soldado prolijo de andar a caballo.

Son las seis de la mañana y ya nos andan levantando temprano.

─“¡Viva don Porfirio Díaz!”

El grito ya se anda muriendo entre tanto cueterío, y los caballos, bien valientes, marchan sobre la que será llamada calle Francisco Javier Mina, aquel que dio su vida por la Independencia. Sobre esta calle hay mucha iglesia. Hace apenas dos años acaban de inaugurar la primera Bautista en la Ciudad, al mismito tiempo que el ferrocarril de Buenavista, ni antes ni después, como si de la providencia divina se tratase y como cuentan en las calles: “Sólo los guajolotes mueren en la víspera”, para decir que todo llega a su tiempo.

Es que dicen que el Presidente viene a inaugurar la Colonia, a saber apenas que existe. Dicen que viene a ponerle los nombres de los notables: Héroes, Mina, Guerrero, Zarco, Lerdo, Zaragoza, Degollado y Galeana.

Luego del bacanal, el General Díaz avanza hasta los ferrocarriles de Buenavista. Desde ahí va inaugurar la Colonia y ya muchos dicen que le va a poner Vicente Guerrero.

Viene a reconocer el esfuerzo de sus ferrocarrileros, como dicen: “Sólo el molcajete sabe de golpes del jolote y del ardor del chile”. Viene a darle las gracias a esos que le van cumpliendo el sueño de convertir la Ciudad en un pedacito de Europa, esos que andan en puro camino de hierro.

Basado en el recorrido de Porfirio Díaz el 2 de abril de 1886 en la Colonia Guerrero.

Datos curiosos:

  • La estación de Ferrocarriles Buenavista estaba ubicada en lo que ahora es el cruce de Mina e Insurgentes, hoy en día Museo del Chopo. Fue la segunda más importante del país y comenzó a operar en 1884.
  • En 1959, Adolfo López Mateos cambia la sede de los ferrocarriles, esta vez en la calle de Mosqueta esquina con Alzate, hoy en día Fórum Buenavista.
  • La escuela “Ignacio Manuel Altamirano” fue nombrada así por el recorrido que hizo Altamirano junto con el Presidente en la calle de Mina.

a3estac

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s